Darío Veranes: un creador a tono con los tiempos actuales

Darío Veranes: un creador a tono con los tiempos actuales

Frecuentemente se discute sobre la inclusión del diseño industrial entre las bellas artes.

Darío Veranes: un creador a tono con los tiempos actualesEs una antigua dicotomía sustentada por argumentos que si bien lo excluyen de esta clasificación, en contraposición existen otros criterios que lo afianzan como parte indisoluble de las artes visuales. Lo cierto es que el diseñador abarca un amplio espectro de elementos que lo convierten en artista, creador de formas inusitadas y propuestas transgresoras cual virtuoso revolucionario y vanguardista. Debe dominar los estilos, técnicas y referentes culturales, así como alcanzar el punto de equilibro entre las exigencias del público o cliente y sus necesidades de expresión y creatividad. Teniendo en cuenta todos los pormenores traza un objetivo: desarrollar una línea propia que lo caracterice y lo (re)conozca para lograr que sus trabajos sean identificados como diseño de autor.

En el panorama cubano se torna un reto conducir este camino. La escasez de materiales, equipamiento técnico y locales apropiados para la labor, así como la inexistencia de un marco legal que ampare la comercialización de sus trabajos (como lo hacen hacedores de otras ramas de la creación), imposibilitan sobremanera el amplio desenvolvimiento de esta práctica. No obstante, existen fieles defensores del oficio que se oponen al anquilosamiento y encuentran alternativas para promulgar su arte. Tal es el caso del joven diseñador Darío Veranes, graduado por el Instituto Superior de Diseño (ISDi) en 2011. El creador se ha especializado en el diseño de mobiliario y el interiorismo, realizando en los últimos años una serie de proyectos para diferentes espacios, gracias a la apertura del sector privado en el país. Entre ellos, la ambientación de salones y la elaboración de luminarias y muebles lo han posicionado en el mercado nacional, aunque existen piezas de su autoría en países como Estados Unidos y Canadá.

Con una estética dirigida a la forma y la funcionalidad, planeadas teniendo en cuenta las condiciones existentes, pierde de vista el decorativismo excesivo y ofrece propuestas de marcado corte racionalista —que muestran su inclinación por los legados de la Escuela de la Bauhaus—, también apegadas a los presupuestos del Nuevo Diseño.

Algunos de sus trabajos manifiestan una reproducción casi exacta del boceto proyectado. Darío acompaña a sus obras desde el propio momento de presentarlas al cliente hasta su ejecución final. El bar restaurante KingBar es uno de los espacios donde se pueden encontrar muebles de su creación de hace algunos años.

Darío Veranes: un creador a tono con los tiempos actualesEntre los más recientes se encuentra el diseño de varias instancias interiores del hostal Malecón 663, situado en el paseo marino. Los elementos decorativos y estructurales también forman parte de la composición, cuyas características se inclinan por los rasgos distintivos del Art Déco. La baranda de la escalera y rejas del balcón de la suite principal develan el gusto por la sinuosidad comedida de las líneas. Mientras, en la sala de estar, la mesa de centro octogonal y los espejos triangulares, así como el sofá un creador a tono con los tiempos actuales esquinero y las puertas de tránsito hacia la habitación contigua, denotan la fuerza de las formas geométricas y líneas rectas, que armonizan con el diseño de las losas originales en el suelo del inmueble, a petición del cliente.

Darío también ha presentado otros proyectos en eventos especializados como la Bienal de Diseño, en sus diferentes ediciones. Su intención como diseñador abarca diferentes aristas: trabaja en pos del desarrollo profesional ya que su vocación de estudioso no cesa, y constantemente formula nuevas ideas para otorgarle relevancia a su profesión. En este sentido, en el año 2016 fue fundador de la revista Amano, destinada a la promoción del diseño y la arquitectura en Cuba, donde actualmente desempeña el rol de editor jefe. Esta publicación le proporciona crecimiento como intelectual y vínculo con colegas del medio con los que se retroalimenta y emprende nuevos proyectos.

Es Darío Veranes sin dudas, un creador a tono con los tiempos actuales.

Advertisement