Efraín Sabás, artífice de la dirección artística

Efraín Sabás, artífice de la dirección artística

Danza

Por Ana María Ruiz Fotos: Cortesía del entrevistado

Para Efraín Sabás, los escenarios son los espacios donde despliega su rica creatividad, en espectáculos bajo su dirección artística que conquistan a las audiencias y van dejando huellas significativas en la cultura cubana.

Conocimientos disímiles, capacidad de organización y liderazgo, buen gusto y experiencia son algunas de las características propias de la dirección artística, profesión que ejerce Sabás desde hace más de 20 años.

Licenciado en Español y Literatura, tras su graduación emprendió este camino a finales de los años 90 en Regla, municipio habanero con una importante vida cultural, en el que pasó cursos y talleres de director de espectáculos y, sobre todo, conoció y contó con el apoyo de relevantes artistas como Humberto Medina y Alberto Mir, fundador y director, respectivamente, de la emblemática comparsa Guaracheros de Regla.

15-efrain-sabas-01.jpg“Lo principal fue todas las posibilidades que me dieron para crear en la escena”, contó a CubaPLUS Latinos, y precisó que la práctica directa con el mundo del escenario fue sin dudas el arma que le sirvió para desarrollarse como creador.

“Aprovechar cada momento, observar y preguntar, nutrirme de los grandes y estar dispuesto siempre a aprender me sirvió y me sigue ayudando en este difícil camino del arte”, expresó.

La Fiesta del Tambor, el Festival Internacional Jazz Plaza, la Feria Internacional del Libro de La Habana, Cubadisco, feria internacional más importante de la industria discográfica cubana, el Festival de Habaneras y conciertos de destacadas figuras… están entre los eventos que cuentan con su dirección artística, con mención aparte a los carnavales de la capital, en los que trabaja desde hace más de una década.

Comparsas, carrozas, orquestas, grupos de rumba, compañías danzarias, presentadores, además de clubs de motos y de autos clásicos, representantes de provincias, proyectos audiovisuales, desfiles de modas, fuegos artificiales, invitados extranjeros, lo que puede reunir en una noche a unos 8 000 artistas. “El Carnaval de La Habana, explicó, es un macroevento, todo un suceso artístico-cultural cargado de tradiciones y cubanía cuyo escenario principal es el litoral habanero y su mágico Malecón, pero se realizan actividades en todos los municipios de la capital”.

Sabás asume cada año los festejos por el aniversario de fundación de La Habana, pero la Gala por sus 500 años en 2019 “fue el gran reto en todos los sentidos”, dijo al comentar la presentación, que reunió a casi 2 000 artistas, desde una comparsa hasta la Orquesta Sinfónica y el Ballet Nacional.

“Nunca antes el Capitolio Nacional y su maravillosa escalinata habían servido como escenario en su totalidad. Se construyeron 11 escenarios y se creó una escenografía que no rompiera con la grandiosidad de la edificación.

15-efrain-sabas-03.jpg“Tuve que crear un multiequipo de trabajo con los mejores especialistas y asesorarme de Premios Nacionales de Música y Danza. Fue un regalo para todos formar parte de este suceso único y fue un majestuoso regalo para nuestra ciudad maravilla”.

A la Fiesta del Tambor, Efraín Sabás está vinculado desde hace tiempo, y en esta edición del 2022 desempeñó la dirección artística general, lo cual, apuntó “es todo un compromiso, teniendo en cuenta el significado y trascendencia que tiene este festival dentro de la programación cultural del país”.

“Formar parte de este suceso musical es un privilegio, subrayó, ya que mezcla diferentes estilos y géneros, reúne a los más destacados instrumentistas y vocalistas, se esparce por diferentes locaciones, logrando vestir a todos con los colores del cuero y el tambor”.