Septeto Santiaguero, embajadores del son oriental

Marisol Pantoja, en: Música
Septeto Santiaguero, embajadores del son oriental

Llevan consigo el corazón latiente del son entero y otros géneros autóctonos de la isla enriquecidos con sonoridades modernas, una síntesis afortunada que le ha valido al Septeto Santiaguero la nominación a los Grammy Latinos 2017 con su disco Raíz, la cuarta en su joven trayectoria de apenas 22 años.

Fundado en 1995 en la oriental provincia de Santiago de Cuba -cuna privilegiada del son- el Septeto, comandado por Fernando Dewar, no le pierde pie ni pisada a su proyecto original: poner a circular en el vasto mundo la riqueza y autenticidad musical de una región cuyas raíces nutren el acervo sonoro y las tradiciones forjadoras de la identidad cubana.

Concebido como un homenaje al 150 y 75 aniversarios del nacimiento de Sindo Garay y Juan Formell, dos figuras insignes de la música de la isla -de huella radiante en la memoria colectiva-, el álbum recorrió en agosto último 13 ciudades norteamericanas, en una gira promocional que transcurrió “en olor de multitudes”, subrayan los críticos.

raiz.jpg

El CD compite en la categoría Cubra sobre cuerda, en el apartado de Mejor álbum tropical tradicional. Lo componen 14 canciones, a modo de un abanico de singular varillaje, con temas de los autores homenajeados, así como de otros de la trascendencia de Ignacio Piñeyro; José (Pepe) Sánchez, el padre del bolero; Miguel Matamoros, Ñico Saquito, Elio Revé, Silvio Rodríguez, Pablo Milanés, Arsenio Rodríguez y Adalberto Alvarez.

A este viaje sonoro -para muchos bendecido por los ángeles tutelares de esa música que todos llevamos dentro, parafraseando a Alejo Carpentier--, lo acompañan, a la par, figuras del rango del jazzista Nicholas Payton, Arturo O`Farril, Ulises Benavides y Carlos Miyares, el violinista Alfredo de la Fe y los cantantes Rubén Blades y Charlie Aponte.

Como contribución especial -resguardada en una grabación- la voz privilegiada del santiaguero Reinaldo Creag, fallecido recientemente, quien fuera líder de la Vieja Trova santiaguera durante muchos años.

Al enriquecimiento del álbum se suman la sección de cuerdas de la Orquesta Sinfónica de Oriente, la Estudiantina Invasora, de profunda estirpe santiaguera; músicos del Changüi Santiago y las orquestas de Cándido Fabré y Elíades Ochoa. Raíz es un cofre que atesora joyas similares a esos recuerdos de familia resguardados con celo de una generación a otra, una auténtica constelación de talentos en la que refulgen la rumba, los aires lánguidos del bolero, el son; la variada gama de la música cubana recreada con estilo propio.

Dewar se siente feliz de este álbum grabado en los estudios Siboney, de Santiago de Cuba -pertenecientes a la Empresa de Grabaciones y Ediciones Musicales de la isla-, lo cual lo liga con lazos estrechos a esa zona del oriente cubano, de la cual deviene un emblema.

El Septeto se ha paseado por los principales escenarios de más de 30 países de Europa y América con su paso arrollador y esa sonoridad característica a cuyo llamado nadie permanece indiferente. La tropa de Fernando Dewar ha sido nominada a los Grammy Latinos en 1955 con los discos Oye mi son santiaguero; Vamos pa´ la fiesta, No quiero llanto (ganador en 2011) y Tributo a los compadres: No quiero llanto, premiado en2015. En esta ocasión compite con Babalú Quinteto; El añejo jardín, CD de la compañía teatral cubana La Colmenita, grabado también por la EGREM; To Beny Moré with love, de Jon Secada, con The Charlie Sepúlveda Big Bang; y Albita, de Albita Rodríguez.



Comments


Post yours:
Fira Barcelona
Marina Life
TranConsul
Advertisement

Events