Siembra de corales, importante contribución para la vida del planeta

Siembra de corales, importante contribución para la vida del planeta

Medio Ambiente

Por Mercy Ramos / Fotos: cortesía del entrevistado

Los corales son ecosistemas, poco conocidos, fundamentales para preservar la salud de la vida en el planeta pues son considerados los pulmones de los océanos. Sirven de refugio para muchas especies, de alimento, detienen el impacto de las olas —cuidan las franjas costeras contra huracanes y tormentas—, ayudan a evitar la erosión de las costas y absorben las emisiones de dióxido de carbono (CO2) que produce el hombre en tierra.

Siembra de corales, importante contribución para la vida del planeta

Precisamente por la necesidad de preservar los corales para las generaciones futuras, Cuba lleva a cabo varios proyectos a favor del fomento de esas especies marinas, ubicados en María la Gorda, extremo occidental de Pinar del Río, el Acuario Nacional, en La Habana, y Playa Coral, en Matanzas.

A propósito de ello, CubaPLUS Latinos sostuvo un encuentro con el buzo Luis Muiño, quien encabeza ese último proyecto, iniciado en el cuarto trimestre del 2019.

“Comenzó hace año y medio fundamentalmente para la restauración de arrecifes de la barrera coralina. La siembra es una parte, la más novedosa del plan, que incluye limpieza de la barrera, protección y siembra”, explicó el especialista.

“En principio, comenzamos a informarnos por internet y nos dimos a la tarea de empezar la siembra de corales, que consiste en recoger fragmentos, en este caso del Acroporacervicornis, con gran peligro de extinción, sobre todo por el maltrato de los pescadores”, dijo.

Siembra de corales, importante contribución para la vida del planeta

“Los fragmentos de corales que se parten, fundamentalmente a causa de los frentes fríos y los grandes eventos meteorológicos como los huracanes y el cambio climático, se colectan y se llevan al vivero, donde se “siembran” de varias formas (de mesa y árbol). Allí empiezan a crecer y se van separando partes de esos fragmentos y se vuelven a insertar Siembra de corales, importante contribución para la vida del planeta en el sustrato en el área de la barrera donde más afectados están y crecen nuevamente”, señaló.

Para este buzo, amante furibundo de la naturaleza, el trabajo que deben realizar para lograr ver los frutos de sus esfuerzos no lo amilana: “Es un largo proceso cuyos resultados se comienzan a ver entre seis meses y un año. Pero vale la pena”, acotó.

Más adelante agradeció el apoyo que han tenido por parte de las autoridades en la labor que él y su equipo llevan a cabo, así como el asesoramiento que les prestan los especialistas del Acuario Nacional y la bióloga Patricia González Díaz, Directora del Centro de Investigaciones Marinas.

Siembra de corales, importante contribución para la vida del planeta

Es importante señalar, dijo finalmente, que específicamente en la zona donde desarrollamos nuestro trabajo, perteneciente al área protegida Laguna de Maya, del Grupo Empresarial Flora y Fauna, de Matanzas, la afectación de los corales está causada por la pesca indiscriminada de especies como el loro y el barbero, que se alimentan mayormente de algas, lo que contribuye a la limpieza de toda la barrera. Al eliminarlos, el alga prolifera y acaba con el coral.

Por tal motivo es necesario que las personas tomen conciencia de ello y eviten, o al menos, disminuyan, las actividades de pesca para contribuir a la preservación de la naturaleza, tan importante para la vida humana.

Los arrecifes de coral son claves para preservar la vida del planeta. Sin ellos miles de millones de especies marinas estarían en peligro de desaparecer, millones de personas perderían su más importante fuente de alimento, en tanto, muchas economías se verían sumamente afectadas.

Según un informe reciente, en las últimas tres décadas, la gran Barrera de Coral que se extiende a lo largo de la costa noreste de Australia, con una longitud de 2 600 kilómetros y declarada Patrimonio de la Humanidad desde 1981, ha perdido el 50 % de sus corales y los arrecifes de la región del Caribe han decrecido hasta el 80 %. Esas cifras reflejan cuán importante es preservarlos.