Celebra Cuba Día del Cantinero

Celebra Cuba Día del Cantinero

Herencia y Tradición

Por Mercy Ramos fotos: José (Tito) Meriño

El cantinero o barmen, ese profesional que cada día está detrás de una barra para deleitar con sus mezclas a numerosos clientes, está de fiesta hoy, pues en Cuba desde el año 1951 cada 7 de octubre se celebra su jornada de homenaje.

Mucho puede hablarse del trabajo del cantinero o cantinera. Hay quien puede pensar que siempre es divertido, pero debe considerarse que en ocasiones se enfrentan con personas quizás caprichosas o de mal carácter. Sin embargo ese profesional está presto siempre a satisfacer a sus clientes de buena gana.

Como escribiera a propósito de esos profesionales el periodista Fernando Campoamor, amigo del afamado escritor norteamericano y Premio Nobel de Literatura Ernest Hemingway : «Estos hombres existen. Son barmen, imaginativos y creativos, artesanos del hielo, poetas de las pociones, imbuidos de auténtico amor por su trabajo. Tienen su propia personalidad y estilo. Ponen algo de sí mismos, de su yo más íntimo, en cada bebida que preparan: una parte de ellos está en el coctel, dándole vida. Todos sus cocteles tienen color y aroma y un sabor nuevo; y dentro de su chispeante cascara de cristal, el hielo siempre canta. El barman es un artista. Sus cinco sentidos están magníficamente afinados. Y tiene un sexto sentido: el sentido de la coctelería».

Esta profesión, que hasta principios de la década del 80 del pasado siglo era exclusiva del sexo masculino, cuenta en la actualidad con numerosas mujeres, que con gran orgullo desempeñan su trabajo.

A propósito de ello, Bárbara Betancourt, cantinera del habanero Café Concert Gato Tuerto, considera que ser cantinera es llevar a cabo satisfacciones y ánimos de vida a las mezclas, interactuar con personas y ver su alegría, cuando el trabajo está bien hecho. Por ser mujer más importante aún, pues la hace más independiente y la fortifica como ser humano.

Ser cantinera «es un arte para amarlo y respetar, para enseñar y ayudar a los demás jóvenes. El arte de mezclar es, como todas las manifestaciones, necesario para el alma», añadió Barbarita.

Cuba fue pionera en el mundo en la fundación de un club de cantineros en 1924, devenido en la Asociación de Cantineros de Cuba (ACC) en 1999. La mayor de las Antillas es miembro oficial de la Asociación Internacional de Barmen desde el 2003.

Llegue a todos los profesionales del sector las más sinceras felicitaciones a nombre de la revista Cubaplus.