Día Mundial de las Playas

Día Mundial de las Playas

Herencia y Tradición

Cubaplus Magazine

Los espacios marino-costeros figuran entre los ecosistemas vulnerables del planeta, afectados por fenómenos diversos, realidad sobre la que el Día Mundial de las Playas pretende hacer conciencia para proteger este valioso recurso de la humanidad.


Cada tercer sábado de septiembre se celebra esta jornada, instituida por iniciativa de la organización estadounidense Ocean Conservancy, con origen en las campañas internacionales por la limpieza de las costas, “International Coast Clean Up”, en las que han participado decenas de miles de voluntarios de más de un centenar de países.


Las playas, así como los mares y los océanos, sufren por el cambio climático, que aumenta el nivel de las aguas e incide en los hábitats marinos, y sufre también por las malas prácticas de los seres humanos que pueden ser evitadas.


Derrames de petróleo u otras sustancias, embarcaciones que arrojan sus desechos al mar y aguas residuales que desembocan por vía fluvial figuran entre las agresiones a este ámbito del medio ambiente.


Las personas disfrutan de las playas que, para innumerables naciones, como las de la región del Caribe, son fundamentales en su desenvolvimiento económico, pero irresponsablemente las contaminan con desechos sólidos, sobre todo de plástico, que es material no biodegradable, contentivo de sustancias químicas toxicas.


El archipiélago cubano cuenta con más de 400 playas, que suman unos 900 kilómetros en el territorio nacional, todo un tesoro que ha sido objeto de acciones populares de limpieza convocadas por diversas organizaciones sociales.


Desde hace años, el Estado ha tenido en cuenta la conservación de este vital recurso y, a partir de 2017 cuenta con un plan nacional para la preservación del medio ambiente frente al cambio climático, llamado Tarea Vida, en el cual las playas y zonas costeras tienen un importante papel.


Ejemplos de estas labores son, el pasado año, vertimientos de arena, demolición de estructuras de hormigón y construcción de defensas costeras en sectores del afamado balneario de Varadero, y creación de mejoras en las condiciones de uso en Playa Pesquero, en la oriental región de Holguín.


Recuperación y mejoramiento de áreas en la cayería al norte de la provincia central de Ciego de Ávila, en la península de Ancón (Sancti Spíritus), en Cayo Largo del Sur (Isla de la Juventud) y en El Salado (Artemisa) forman parte, entre otras numerosas acciones, de un plan de rehabilitación que se extiende hasta 2030.