El Escudo de la Palma Real, símbolo nacional de Cuba

El Escudo de la Palma Real, símbolo nacional de Cuba

Herencia y Tradición

Por Rose Ross Lienzo: Sándor González Vilar

Tres símbolos identifican a la nación cubana: la Bandera de la Estrella Solitaria, el Himno de Bayamo y el Escudo de la Palma Real. Este último está inspirado en el que diseñara el poeta Miguel Teurbe Tolón, bajo las ideas que le trasmitió Narciso López para la Bandera Nacional. El actual difiere algo del diseñado originalmente y su forma vigente fue adoptada al crearse la República de Cuba.

El Escudo representa a nuestra Isla. Está dividido en tres espacios o cuarteles. Cuba como llave del Golfo de México, la unión de los cubanos, el sol de la libertad, los colores de la bandera y el típico paisaje nacional, están presentes en el escudo, que se sostiene por un haz de once varillas, unidas por una cinta roja cruzada en equis que significa la unión.

En el diseño aparece un gorro frigio de color rojo -emblema adoptado por la Revolución Francesa-, vuelto hacia la derecha, que sobresale por la parte superior. Este gorro se había usado en la antigüedad para ser llevado por los hombres que habían obtenido la libertad, razón por la que es incluido en el símbolo nacional.

Tanto la Bandera de la Estrella Solitaria, como el Himno de Bayamo y el Escudo de la Palma Real han inspirado a muchos creadores cubanos para realizar sus obras, ya sean escritores músicos o artistas visuales.

La bandera por ejemplo, es uno de los leitmotiv en la producción artística del pintor Michel Mirabal, el himno es interpretado por la trompeta del músico Alexander Abreu en su tema “Me dicen Cuba” y el escudo es motivo constante en muchas obras de Sándor González Vilar, como en la titulada “Mi sangre” (2013).