La Laguna de la Leche, aguas blancas en Ciego de Ávila

La Laguna de la Leche, aguas blancas en Ciego de Ávila

Destinos

Por Coco Simpson

La Laguna de la Leche es la mayor reserva de agua dulce de Cuba, situada al norte de la ciudad de Morón, en la central provincia de Ciego de Ávila. Debe su nombre al tamaño y blancura de sus aguas. Constituye una vista formidable, clasificada como una albufera, o laguna que se comunica con el mar, con un volumen de casi 100 millones de metros cúbicos y 66,5 km 2 de superficie.

La carretera de acceso a ese extenso lago natural empieza en el norte del Parque de Agramonte de Morón. De forma peculiar, los sedimentos de piedra caliza que se encuentran en el fondo reflejan ese tono blanquecino al que debe su nombre, pero más curiosa aún es la composición de su agua, formada por la mezcla de agua dulce y salada.

La Laguna de la Leche por muchos años ha sido uno de los lugares de esparcimiento y recreación de los pobladores de la ciudad donde está situada.

Cuentan los cronistas de antaño que fue punto intermedio en la comunicación fluvial entre el Embarcadero de Morón y el mar. La salida de la laguna de norte a sur, parte por una entrada llamada Boca de Júcaro.

Es frecuentada por pescadores de caña que vienen atraídos por las variedades de peces: bancos de carpas, sábalos reales, percas y tilapias que allí se pueden encontrar. Además hay una oficina donde se ofertan excursiones de pesca guiadas. Una tradición típica de la laguna son los carnavales acuáticos.

Se desarrollan desde el año 1955 en los meses de verano, a lo largo del canal que va desde el embarcadero hasta la Laguna de la Leche.