La sonrisa, cuesta menos que la electricidad y da más luz

La sonrisa, cuesta menos que la electricidad y da más luz

Herencia y Tradición

Por Fabiana Matamoros

Reza un proverbio escocés que «una sonrisa cuesta menos que la electricidad y da más luz». Ciertamente, con el poder de ese gesto toda persona puede alcanzar aquello que se proponga, porque al brindar una sonrisa a los demás, se entrega amor, confianza y respeto. Es un acto de solidaridad, bondad y también de sencillez.

La sonrisa produce muchos beneficios; al sonreír nuestro cuerpo libera endorfinas y serotoninas, dos hormonas que nos hacen sentir más felices, menos estresados y mejora nuestro estado de ánimo. Sonreír es parte del lenguaje universal, es gratis y nos ayuda en muchos ámbitos de la vida: en la seducción, en la vida profesional, en nuestra autoestima.

También genera seguridad en uno mismo y en los demás. Y además, es contagiosa… seguramente alguna vez un compañero de clases, de trabajo, un amigo o familiar ha estado riendo a carcajadas por alguna razón y sin saberlo, termina por implicarnos en ese momento de felicidad.

En el año 1999 Harvey Ball, creador del símbolo iconográfico Smiley Face o Carita Feliz, decidió proclamar el Día Mundial de la Sonrisa para el primer viernes de octubre, una fecha pensada para ser feliz y llevar alegría a otros, aunque sea por un día. Por tal motivo, desde el año 2005 quedó establecido el primer viernes del mes de octubre para celebrar entre risas. 

Cada año millones de personas aprovechan el Día Mundial de la Sonrisa, para compartir frases famosas sobre la sonrisa. Como el objetivo de este día es llevar alegría a todo aquel que la necesite, otra buena manera es compartir imágenes y videos que promuevan la alegría en otros. Pueden utilizarse los hashtag #WorldSmileDay y #DiaMundialDeLaSonrisa. 

En estos momentos que vive la humanidad, a causa de la Covid-19, la sonrisa constituye un arma de combate fundamental para mejorar el ánimo de todos. 

Así que no lo piense más: ¡sonría! Y seguramente su cuerpo y su alma se lo agradecerán.