Proteger nuestro hábitat, un seguro de vida

Proteger nuestro hábitat, un seguro de vida

Medio Ambiente

Por Cristina Belmont

Desde 1986, cada primer lunes del mes de octubre se celebra el Día mundial del Hábitat, proclamado por la ONU. El objetivo es generar conciencia sobre la importancia de garantizar que el desarrollo de las ciudades ocurra de manera sostenible y garantice a todos los ciudadanos su derecho de contar con una vivienda digna para el resguardo de sus familias.

El gran detonante que motivó la creación de este día fue que desde la década de los 80 a la actualidad, se ha visto cómo cada vez más personas que viven en zonas rurales, abandonan sus hogares y se trasladan a las ciudades, con el anhelo de conseguir un mejor estilo de vida.

De continuar esta tendencia, se estima que para el 2030, el 60% de toda la población mundial haya abandonado los campos, asentándose en las periferias de las ciudades. Sin una buena planificación, esta migración solo podrá traer zonas deprimidas, pobreza, delincuencia, desempleo, contaminación y enfermedades.

La pandemia de la Covid-19 ha puesto de manifiesto que una vivienda es mucho más que un techo, por lo que el tema de la celebración este año 2020 es “Vivienda para todos, un mejor futuro urbano”.

En un momento donde nos hemos visto obligados a permanecer en nuestros hogares para estar seguros, nos hemos percatado de que una vivienda tiene que cumplir algunos requisitos, como tener suficiente espacio, permitirnos trabajar, vivir, salir al exterior para tomar el sol y contar con los servicios básicos a los que cualquier ser humano debe acceder.