Un paraíso bajo las estrellas

Un paraíso bajo las estrellas

Danza

Por Coco Simpson, Fotos cortesía José (Tito) Meriño

Si de espectáculo y  glamour se trata, en Cuba destacan muchos espacios donde belleza y profesionalismo se conjugan en excelentes propuestas para el público. Tal es el caso del Cabaret Tropicana, ubicado en el municipio Playa, La Habana, creado en 1939. Su nombre fue inspirado en la melodía homónima del compositor y flautista Alfredo Brito.El sitio rompe con la estandarización de los lugares nocturnos de ese tipo, pues fue construido al aire libre. Se insertó en un espacio boscoso con el fin de aprovechar el frescor de los árboles existentes en el terreno que perteneciera a la Finca Villa Mina. La instalación cuenta con salones, restaurantes y por supuesto, el escenario que lleva al paraíso.

El espectáculo que presentan es una mezcla de danza, circo, carnaval, bolero, cha cha chá… de todo un poco. El objetivo es lograr una propuesta creativa y variada para quien desee disfrutar en las noches habaneras, ya sean cubanos o visitantes extranjeros. En Tropicana han actuado innumerables estrellas nacionales e internacionales.

Está matizado por el folclore cubano, por su colorido, variedad de ritmos, la belleza y gracia de sus bailarinas y la calidad de sus artistas. Las presentaciones de Tropicana han sido aclamadas en todo el mundo. En el año 1992 Tropicana fue distinguido por la Academia Norteamericana de la Industria de Restaurantes con el codiciado premio Best of the Best Five Star Diamond.

El gran símbolo de Tropicana lo constituye la escultura de una bailarina realizada por la artista cubana Rita Longa en 1950 y en menor medida, es también otro símbolo la Fuente de las Musas, del italiano Aldo Gamba, instalada desde 1952 en la entrada del mítico cabaret. Cuenta además con dos instalaciones similares en otras dos provincias: Matanzas y Santiago de Cuba, respectivamente, y es Monumento Nacional.