Viengsay Valdés dedica a Eusebio Leal Premio Positano de la Danza

Viengsay Valdés dedica a Eusebio Leal Premio Positano de la Danza

Danza

Prensa Latina

La directora del Ballet Nacional de Cuba (BNC), Viengsay Valdés, dedicó al recién fallecido historiador de La Habana, Eusebio Leal, el Premio Positano de la Danza "Léonide Massine", otorgado a ella en Italia.

La 48 edición de la cita concedió a Valdés el lauro en la categoría de Mejor Bailarina en la escena internacional.

Sentimientos muy personales me llevaron a tomar esta decisión. Eusebio fue amigo de mi padre, Roberto Valdés, quien fuera diplomático e historiador, y de esta manera siento que rindo digno homenaje a ambos, confesó la artista a Prensa Latina.

Al mismo tiempo, calificó a Leal de fiel admirador del ballet cubano y de la prima ballerina assoluta Alicia Alonso, y rememoró una valoración que hiciera el distinguido académico sobre la compañía que ella representa:

El BNC no ha aceptado nunca homenaje que no vaya unido a su cubanía. La cubanidad es el símbolo distintivo de su obra creadora, la energía y la fuerza que tiene el Ballet, su continuidad en el tiempo y la heredad que dejará mañana no es otra cosa que su fidelidad a la cultura nacional cubana dentro de lo universal, apuntaba Leal.

A juicio de Valdés, el historiador -fallecido el pasado 31 de julio- llegó a ser una figura cumbre de su país, y dice estar segura de que esta dedicatoria será el primero de grandes homenajes que tanto merece el Doctor en Ciencias Históricas y Maestro en Ciencias Arqueológicas.

Leal supo ver que, incluso en los tiempos más difíciles para nuestro pueblo, el ballet, en otros escenarios del mundo, levantaba la estrella solitaria y hacía que el aplauso fuese una victoria, aseguró la artista.

El BNC abrió en años de hostilidad y de bloqueo la admiración hacia Cuba, cuando creó, aun en el corazón de nuestros enemigos o detractores, aquel reconocimiento que era, con el elogio de la obra de Alicia y del BNC, también, quiéranlo o no, a la obra poderosa de su pueblo, consideraba Leal.

Valdés además lo apreció como extraordinario y leal defensor de las raíces de su Patria y del entendimiento entre los pueblos, admiró su consagración a una obra creadora y la defensa al patrimonio de Cuba.

Deseo patentar este homenaje muy personal, pero también del BNC, pues siento orgullo de representar a esta compañía y soy fruto de la estirpe que lo forjó, aseveró. Aspiro a seguir trabajando para expandir el legado de mis ídolos, entre los cuales él se encuentra, y consagrarme al ideario de mis maestros para que el ballet cubano siga coronando a nuestra nación y abriéndole puertas en todo el mundo, sentenció Valdés. 

Bailarina de alto nivel académico, de técnica virtuosa e intensa presencia escénica, intérprete de todos los grandes roles del repertorio en Cuba y en el mundo, así fundamentó el jurado internacional el otorgamiento del Premio Positano de la Danza "Léonide Massine".

A su vez, reconoció que durante un tiempo Valdés se unió a la gran Alicia Alonso en la dirección del BNC y, a partir de 2019, asumió el cargo de directora artística.

El galardón que recibe Viengsay Valdés este año en Positano es también un homenaje a la memoria de Alicia Alonso, leyenda del ballet mundial hasta su muerte en octubre del año pasado, a los 99 años, manifiesta el acta del evento.