De vuelta a la vida

De vuelta a la vida

Salud y Medicina

Fotos: cortesía Servimed

Alrededor del 3 % de la población mundial (185 millones de personas) hizo uso indebido de las drogas en los últimos 12 meses, según la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (Onudd). Alrededor de 13 millones de personas hacen uso indebido de la cocaína, otros 15 millones consumen heroína, morfina y opio. La sustancia objeto de uso indebido más frecuente es el cannabis (que consumen por lo menos una vez al año más de 150 millones de personas), seguida de los estimulantes de tipo anfetamínico (con 38 millones de consumidores, ocho millones de los cuales consumen “éxtasis”).

De vuelta a la vida

La drogadicción constituye en la actualidad uno de los flagelos de la población mundial y las autoridades sanitarias están muy preocupadas por las graves consecuencias, incluidas hasta la muerte, que este problema puede acarrear al ser humano.

Cuba, a través de su Compañía Turismo y Salud S. A. (Servimed), ofrece un programa para la rehabilitación a las adicciones, el cual comercializa bajo la marca de Nuevo Día, con la promesa básica de “Una Nueva Vida” para el adicto una vez rehabilitado en estos centros.

La alternativa cubana para el tratamiento de la adicción a las drogas, fármacos y el alcohol, que ya acumula varias décadas de experiencia, se sustenta en normativas de la escuela cubana de psiquiatría y psicología, aplicadas de conformidad con un modelo de comunidad terapéutica en el cual los pacientes comparten sus afectos, vivencias, responsabilidades y trabajo.

De vuelta a la vida

Esta práctica contribuye al crecimiento, maduración de la personalidad y reencuentro conductual, que llevan al paciente a superar la dependencia y desarrollar un estilo de vida libre de drogas, para lograr así la reinserción social plena del individuo. De acuerdo con estadísticas proporcionadas por Servimed, alrededor del 40 % de los pacientes atendidos bajo ese régimen en las instituciones del país logra recuperarse totalmente.

Un equipo profesional y técnico integrado por psiquiatras, psicólogos, trabajadores sociales, especialistas en cultura física y enfermeras con experiencia en este tratamiento tienen como objetivo ayudar a reorientar la vida del adicto y a que abandone el estado de consumo y dependencia de esas sustancias tóxicas.

Para este fin, la estructura funcional de la Comunidad Terapéutica descansa en cuatro áreas básicas: área terapéutica, área de alternativas educativas y ocupacionales, área de autogobierno y área de salud y turismo.

Las alternativas educativas y culturales permiten pulsar las potencialidades intelectuales y laborales del paciente; ponen a prueba sus aptitudes y conductas mediante el trabajo y les orienta a mirar al futuro. El autogobierno de los pacientes es un elemento esencial en el desempeño de la comunidad terapéutica. Un grupo de pacientes adquiere responsabilidades importantes y junto al equipo terapéutico participa en la toma de decisiones cotidianas.

De vuelta a la vida

El área de salud y turismo favorece el acercamiento a aquellos sitios naturales y culturales que se ubican en el entorno de la comunidad terapéutica y de los cuales se disfruta a partir de la propia evolución del tratamiento.

Para llevar a cabo esos programas, Servimed pone a disposición de sus clientes villas de tratamiento ubicadas en el oriente del país, en las provincias de Holguín, Granma y Santiago de Cuba, donde el entorno natural favorece la relajación, la espiritualidad, la plenitud y la desintoxicación de los pacientes.