Gerardo de la Llera, entre la pintura y la artesanía

Gerardo de la Llera, entre la pintura y la artesanía

Artes Visuales

Por Cosset Lazo Pérez, Fotos: Cortesía del artista

La versatilidad del artista cubano Gerardo de la Llera le permite crear obras con un estilo muy personal, capaz de sobresalir dentro del amplio y variado panorama de las artes visuales contemporáneas.

Gerardo de la Llera, entre la pintura y la artesanía

Apoyado generalmente en la técnica de acrílico sobre lienzo, De la Llera refleja en sus piezas la frescura tropical del Caribe mediante colores y delicadas líneas que propician un encuentro con la identidad cubana. Ingeniero de profesión, desde muy joven incursionó en las artes plásticas hasta convertirse en un artífice de formación autodidacta que combina ambas carreras, incluso el don de la escritura a través de cuentos.

Algunos de los personajes de los relatos pueden encontrarse en sus lienzos, mezcla que aúna literatura y pintura en una ficción devenida realidad ante los espectadores.

Uno de los aspectos que distingue su obra pictórica son los rostros triangulares, figuraciones nacidas para establecer comunicación entre las personas.

De acuerdo con el artista, un rostro representa la humanidad, la filosofía, la espiritualidad, de ahí la trascendencia de estas formas al evidenciar la nacionalidad cubana como resultado del mestizaje entre chinos, africanos, españoles e indios. Influenciado por el impresionismo de la segunda mitad del siglo XIX, De la Llera también trabaja la abstracción a través de trazos rectos y curvos, matizada por colores fuertes, sutilmente contrastados.

Gerardo de la Llera, entre la pintura y la artesanía

Estilos contemporáneos, como el minimalismo, encuentran en la obra del artista una fuente constante de inspiración al establecer conexiones entre mágicos momentos en la vida, entre ellos el milagro de la fecundidad.

Su vertiente artesanal se refleja a través de la pintura vitral y de la técnica del vidrio soplado decorado con tintes. Ambos procederes muestran imágenes tropicales de peces, gallos, flores, mariposas y rostros humanos.

Centros de mesa, platos y bandejas con tableros de pinturas originales retratan formas contemporáneas en la cuales De la Llera acerca a los espectadores a las raíces más profundas de la identidad cubana.

09-gerardo-llera-pintura-artesania-3.jpgCon exposiciones en los Países Bajos, España y Cuba, personales y colectivas, el artista ha intervenido en la restauración de construcciones de valor patrimonial en La Habana.

Las nuevas manifestaciones del arte, entre ellas la instalación, también han encontrado en él a uno de sus artífices más elocuentes.

Ejemplo de ello es la titulada De la corriente del Golfo, expuesta en 2015 durante la XII Bienal de La Habana, mediante la cual el artista recrea un ambiente marino donde se expresa la confluencia sociocultural de los cubanos.

El postimpresionista pintor holandés Vincent van Gogh, así como los cubanos Víctor Manuel, Amelia Peláez y Servando Cabrera Moreno, constituyen musas inspiradoras para De la Llera, quien defiende un estilo artístico muy particular.