Alejandro Pérez un apasionado de la imagen

Alejandro Pérez un apasionado de la imagen

Artes Visuales

Por Mercedes Ramos Fotos: Alejandro Pérez

Realizador, director de fotografía y camarógrafo de cine, televisión y video y fotógrafo de foto fija, Alejandro Pérez es hoy por hoy uno de los más importantes artistas cubanos del lente, quien atesora más de dos centenares de producciones de cine, televisión, video y fotos fijas.

Alejandro Pérez un apasionado de la imagenEn entrevista concedida a 55 Minutos, el artista hizo un amplio recuento de su vida profesional, que data de principios de la década de los 80 del pasado siglo, cuando por casualidad se inició en el mundo de la imagen. “Primero, explicó, fui maestro. Me gradué muy joven, con apenas 17 años, pero después de tres años de trabajo supe que esa no era mi vocación y comencé a buscar otro trabajo hasta que matriculé en un curso de camarógrafo en los estudios fílmicos del Ministerio de las Fuerzas Armadas Revolucionarias.

“Allí, trabajé intensamente, incluso, fuí corresponsal de guerra en Angola, y para llegar a ser director de fotografía tenía que transitar por casi 10 años de trabajo en diferentes categorías. Sin embargo, violé ese proceso y logré ser director de fotografía en solo tres años, gracias al arduo trabajo que llevé a cabo, aunque esto me costó mi matrimonio de entonces”.

Alejandro Pérez un apasionado de la imagenLocuaz, alegre y extrovertido, Alejandro Pérez es un hablador por excelencia, sobre todo cuando se trata de su profesión.

“Después, continuó, me decidí a trabajar como free lance, lo cual significó un gran reto para mi.

“Desde entonces a la fecha, he trabajado como realizador, director de fotografía, camarógrafo y fotógrafo de foto fija en más de 100 largometrajes y cortos de ficción, documentales y video clips, así como he realizado la fotografía de más de 40 discos musicales de importantes artistas cubanos, entre ellos el pianista Chucho Valdés –poseedor de varios premios Grammy–”, explicó.

Alejandro es un apasionado de la imagen, por eso un día en su vida equivale a casi 24 horas de trabajo compartidas entre su estudio –ubicado en el residencial Camilo Cienfuegos, en el este de La Habana y cualquier otro lugar que sirva de locación para una filmación.

“Muchas veces, dijo a continuación, salgo de mi casa muy temprano, cuando mi esposa y mi hija aún duermen y regreso, cuando ya se han retirado a descansar.

Alejandro Pérez un apasionado de la imagen“Por eso, añadió con admiración, debo a mi familia, en especial a mi esposa, lo que soy hoy, pues hay que amar mucho a alguien para aceptar una vida así”.

Actualmente está enfrascado en la realización de varios videos clips y sobre su futuro se refirió con entusiasmo a un proyecto que considera todo un reto: la dirección de una comedia de la Cuba actual, lo cual constituye “un plan muy ambicioso porque hacer la dirección de una película lleva muchos requerimientos y, es, un reto para mi labor” señaló.

Finalmente expresó el significado que para él tiene su trabajo: “Descubrir la magia de la luz y cómo la puedes manipular para lograr la realidad que el espectador ve en la pantalla es algo difícil y que se consigue a través de muchos años de experiencia y eso para mí es una pasión, una devoción”.