Armando Recamán. Pintar, con la fe que mueve al mundo

Armando Recamán. Pintar, con la fe que mueve al mundo

Artes Visuales

Por Roxana Consuegra Fotos: Cortesía del artista

Para Armando Recamán, exteriorizar sus emociones, vivencias y energías a través de la creación artística representa un acto de espiritualidad y salvación. Sus obras, desplazadas entre el lenguaje abstracto y el figurativo, manifiestan una notable inclinación hacia el primero, en el cual reconoce mayor libertad y riqueza expresiva.

Armando Recamán. Pintar, con la fe que mueve al mundo Las fronteras de la naturaleza y la religiosidad se atenúan en sus lienzos o cartulinas, portadores de universos inconmensurables. La tierra, los sueños y los patakines afrocubanos se presentan en las obras del artista como símbolos asociados a sus propias vivencias, razones que le imprimen a su dossier un marcado sentido autorreferencial.

La caza del Mazai, por ejemplo, está inspirada en una tradición practicada por esa población asentada en parte de Kenia y Tanzania. Entre sus integrantes antiguamente existía un acto que convertía a los jóvenes en adultos; la caza de un león propinaba a los principiantes el grado de guerreros menores y con ello ganaban crédito entre la comunidad, acompañado de grandes ceremonias religiosas.

En efecto, las creencias se encuentran vinculadas indisolublemente a la producción artística de Recamán, especialmente las correspondientes a las etnias africanas. Estas explican el surgimiento de la vida a partir de mitos, cuyos protagonistas tuvieron participación en el origen de todas las especies y de la propia estructura terrestre.

Armando Recamán. Pintar, con la fe que mueve al mundo Por tal motivo, el pintor ha vinculado una amplia parte de su carrera con el poder de determinados dioses, espíritus, seres mitológicos y antepasados, así como con ritos y representaciones que proporcionan al hombre un asidero espiritual. Las piezas que corresponden a las series África y Rituales ejemplifican la afinidad del pintor con la cosmogonía del continente considerado la cuna de la humanidad.

Ese apego se evidencia, formalmente, a partir de la utilización de una gama de tonos ocres, variedad cromática que alterna con el blanco y negro representativos, de la energía, de la tierra, porque es este el elemento que caracteriza y define al autor. También estampa franjas o zonas de colores planos con azules, rojos y verdes, para reafirmar su apuesta por la vida.

CONTACTOS Teléfonos: +53 7206 0470 +53 5805 7901 Email: mandyrecaman@gmail.com Facebook: artestudiorecaman www.Armandorecaman.com