Carla María Bellido: apuntes para una revisión sobre la producción artística

Carla María Bellido: apuntes para una revisión sobre la producción artística

Artes Visuales

Por Alain Planells - Fotos: Cortesía de la artista

Cada artista, de una forma u otra, siempre parte de su experiencia, subraya con severidad Carla María Bellido y advierte que las suyas han estado ligadas al arte desde que tenía unos cinco años.

Carla María Bellido: apuntes para una revisión sobre la producción artística

Se permite cierto regodeo sobre esos primeros recuerdos, no tan lejanos, apenas pasados los veinte, y concluye que era el tipo de situación en la cual todos sabían que terminaría convirtiéndose en artista. Carla María Bellido reconoce en esas cercanías con el mundo del arte las coherencias de su vida y su trabajo. En ese viaje determinó subvertir el orden de las habitaciones de su casa y dejar espacio para un pequeño estudio-taller que comparte con otros tres jóvenes artistas, cuyos proyectos y obras ya terminadas se reúnen en serena simbiosis.

Ocupa el asiento más próximo a la ventana en lo que fuera un balcón, ahora convertido en recibidor para una pequeña galería de dos niveles.

A punto de graduarse del Instituto Superior de Arte (Universidad de las Artes), reflexiona sobre la enseñanza artística en Cuba y su acelerado ritmo: los artistas deben desarrollarse prematuramente y trazarse una estrategia de trabajo muy rápido, lo cual podría ser beneficioso para la producción de arte.

Carla María Bellido: apuntes para una revisión sobre la producción artística

De esas cavilaciones acerca del arte como sistema complejo, sus dinámicas, procesos culturales y sociales, relaciones de poder, Carla María obtiene todo el material que utiliza para desarrollar su obra.

Su universo creativo orbita alrededor del funcionamiento del medio artístico, en expresar cómo se desarrolla el contexto “arte” en Cuba, en explicar fenómenos como la legitimación de un artista en el medio.

Las libertades en su formación, por otra parte, le permiten disfrutar de una mezcla de medios, como la pintura, o la fotografía, o la instalación en las producciones que asume.

Carla María Bellido: apuntes para una revisión sobre la producción artística

Su primer unipersonal, titulado “Sistémica”, resumió todos estos postulados en función de entender la naturaleza de la producción artística y con ello nociones como la subjetividad, la imaginación, los criterios de veracidad y las actitudes asumidas por los artistas.

Por el breve espacio de una semana —tiempo harto suficiente para ella, confiesa— la capitalina galería “Villa Manuela” presentó esta macrobra articulada en cuatro espacios, separados dentro de la exposición, pero relacionados a nivel de contenido.

En su intento por aprovechar las connotaciones de la galería, Carla María prefirió las instalaciones o side-specific, como medio o manera de afrontar la obra que está muy relacionada con el espacio donde se va a emplazar.

Carla María Bellido: apuntes para una revisión sobre la producción artística

Así, los espectadores se enfrentaron a una obra cuyos significados se extendían sobre el objeto, su ubicación en la galería y, también, sobre todo lo que le rodeaba.

Una parte de esa obra, especialmente el contenido, advierte, pudo ser mejor entendido por alguien que está dentro del arte y vive esos procesos de los cuales habla, pero visualmente también hay una retroalimentación; tal vez esa es la que percibe, con más intensidad incluso, el público que no está tan cercano al arte. De vuelta a su estudio-taller se ensimisma en uno de sus cuadros luego de revelar que la pieza en cuestión tiene varias capas como resultado de esa experimentación que tanto le apasiona.