Juan Miguel Valero Acosta Fotógrafo de intuición

Juan Miguel Valero Acosta Fotógrafo de intuición

Artes Visuales

Por Ana María Ruiz, Fotos: Cortesía del artista

El arte motivó desde muy temprano a Juan Miguel Valero Acosta, quien ha incursionado en varias aristas de ese mundo y hoy se declara un enamorado de la fotografía.

Juan Miguel Valero Acosta Fotógrafo de intuición

Se interesó de muy joven en la pintura y en el arte en general, y por aquella época sus padres le regalaron una cámara de video; se graduó del Instituto Superior de Arte en la especialidad de Arte Teatral y ha trabajado en el cine, el teatro y la televisión.

Con su cámara de video capturaba todo lo que le llamaba la atención: “Hice énfasis en los pequeños detalles de la vida, siempre relacionados de alguna forma extraña al arte y a las personas que me rodeaban, pues me gustaba que se reflejaran ambos en lo que captaba”. Y fue entonces, dice, que se enamoró de la fotografía, y esa sensibilidad por los detalles y el ser humano marca su obra, a la cual se acercó Cubaplus Latinos, por el talento y la originalidad de este joven artista.

Juan Miguel Valero Acosta Fotógrafo de intuición

“No tengo preferencias por ninguna técnica en particular, explica, me complace mucho la libertad de trabajar con toda la gama de colores, aunque sí debo destacar que me encanta aplicar en mi arte la magia que nos da el blanco y negro. Me considero un fotógrafo de intuición, por eso me gusta jugar fuera de la técnica fotográfica”. De la colaboración con revistas aprendió mucho de publicidad y moda, que hace regularmente, y fotorreportaje, del cual se ha separado un poco, explica, para centrarse más en su arte.

Su primera exposición estuvo muy vinculada al individuo y sus emociones: “Tuve la oportunidad de realizar, llamémoslo un experimento, junto al director inglés Stephen Baily y un grupo de actores en la Escuela Internacional de Cine y Televisión de Cuba, donde estos transitaban por diferentes emociones y yo lograba captarlas”.

Ha participado en varias muestras colectivas y concursos, en los cuales ha intercambiado experiencias con jóvenes fotógrafos cubanos y extranjeros.

“Actualmente, anuncia, estoy organizando mi segunda exposición personal, titulada Tiempo de Esporas, donde me alejo un poco de las emociones y me centro más en otros detalles”.

Juan Miguel Valero Acosta Fotógrafo de intuición

Sobre su identidad PapershipStudio, comenta: “Surge por mi obsesión desde la niñez con las manualidades de papel y los barcos; en la escuela competíamos para ver quién hacía el barco de papel más pequeño y yo siempre obtuve el mayor récord, ¡puedo corroborarlo!.

“PapershipStudio ha ido creciendo como estudio de fotografía y también como marca; hacer crecer esta identidad es uno de mis principales objetivos”.

A Juan Miguel Valero Acosta le gusta todo lo que hace, y vincularlo, subraya, “es una de las cosas más excitantes porque creo que el arte es uno solo”.