Paco Menéndez, y sus flores de otro planeta

Paco Menéndez, y sus flores de otro planeta

Artes Visuales

Por Nancy Lescaille / Fotos: Luis Mario Gel

Al artesano Francisco Armando Menéndez, Paco, como le llaman, siempre lo sedujo la madera, sus propiedades, sus texturas, la facilidad con que trabaja en ella el diseño de sus novedosos muebles de soluciones rápidas y aires de modernidad.

Paco Menéndez, y sus flores de otro planeta

Con su ingenio, fantasía e imaginación, el artista autodidacta no se detiene a la hora de crear. Experimenta con las formas más insospechadas en busca de piezas útiles y bellas.

¿Cuáles han sido las distintas etapas de su trabajo?

Empecé con cosas muy pequeñas, más bien souvenirs, cajitas, cofrecitos con decoraciones, y poco a poco me vi implicado en la parte de la arquitectura antigua de la ciudad haciendo vasijas, algunas obras planas, como especie de murales con herrería y madera, dándole a estas últimas un tratamiento de envejecimiento con trabajo de plumillas. Eso marcó un momento importante para mí.

¿Cómo llegó a la escultura?

Aunque La Habana Vieja me seguía seduciendo empecé a interesarme por épocas más modernas, por el art decó y la obra de pintores abstractos como Pedro de Oraá, Luis Martínez Pedro y otros, y me atreví con algunas estructuras. Posteriormente realicé unas esculturas muy experimentales, como entendía que podrían ser, además de documentarme con información visual. A partir de ahí comencé a generar cosas mías.

¿Y el diseño de sus piezas?

Me gustaba la impronta de soluciones rápidas, que las piezas no implicaran una labor de mucho tiempo y sacrificio, que el valor no estuviera en la laboriosidad de la obra, sino más bien en el diseño, en soluciones novedosas, materiales contemporáneos...

Paco Menéndez, y sus flores de otro planeta

¿Cuál es su objetivo principal?

Mi propósito fundamental es llevar a la artesanía cubana el contexto moderno, improvisar en ese sentido. La gente, a veces, se desconcierta un poco y me dice que estoy haciendo flores de otro planeta, pero reciben bien el trabajo, lo compran con gusto y se van satisfechos.

¿En qué tema trabaja en estos momentos?

Ahora estoy muy centrado en el mueble, que me gusta mucho. Primero porque es una necesidad que tiene el país, y quisiera en un futuro cercano producir un mueble asequible, propicio para los espacios cubanos, que son más bien pequeños. Es decir, un mueble pensado para interactuar en esos pequeños espacios y de bajo presupuesto. Me interesa con el mueble ser austero, simple, que con él sea fácil la vida cotidiana, meterlo en el contexto de hoy y que en sí mismo sea decoración.

¿Además del mueble qué otros temas le atraen?

El tema de la luminaria. Diseñar luminarias es muy atractivo. Hacer una luminaria cubana adecuada a nosotros, porque generalmente las lámparas son importadas, no están precisamente en consonancia con lo nuestro y nos vemos obligados a comprarla. Yo quiero que haya lámparas nuestras en el mercado.

¿Planes inmediatos?

Participaré en una exposición de joyería alternativa, con materiales alternativos, en la Casa de la Plata de la capital. Se escogieron una serie de artistas-artesanos, creadores. Pienso participar con una gargantilla que realicé con tubería de polipropileno, algunos pedacitos de acero inoxidable y un cable de nailon de pesca bastante grueso. Me considero un creador y un experimentador.

Contacto:

e-mail. pacosetenta@gmail.com Telf. (+53) 53722726