Las bellas Polymitas exclusivas de Cuba

Las bellas Polymitas exclusivas de Cuba

Medio Ambiente

Por Yahumila Hidalgo Ceruto Fotos: Dany Hernández Hernández

La Polymita picta, reconocida como el caracol nacional cubano, es una bella especie de molusco endémico en peligro de extinción, exclusivo del oriente de Cuba, que fue reconocida con el segundo lugar en la lista por el título de Molusco del Año 2021, competencia organizada por el Translational Biodiversity Genomics Centre y Unitas Malacologica (Sociedad Internacional de Malacólogos)

Las bellas Polymitas exclusivas de CubaDel candidato cubano el sitio explicó que posiblemente poseen la concha de caracol más bellamente coloreada del mundo, de dos a tres centímetros de ancho, en amarillo, marrón, rojo, verde, blanco, negro o naranja, y con elegantes bandas en espiral.

Fue elegido, finalmente como ganador, al Gran Argonauta (Argonauta argo), de entre los 120 nominados, mediante una votación pública durante dos semanas a través del sitio web https://tbg.senckenberg.de/mollusc/ y las redes sociales.

Según esa plataforma digital se emitieron unos 21 mil 927 votos de más de 126 países, de los cuales, el vencedor obtuvo el 36 por ciento y la Polymita reunió seis mil 377.

Le siguieron la almeja de las cavernas (Congeria kusceri), el quitón de piel de serpiente (Sypharochiton pelliserpentis) y el cefalópodo cuerno de carnero (Spirula spirula).

El ganador tendrá su genoma completamente secuenciado por el LOEWE-Center TBG Frankfurt, Alemania. En el caso de la Polymita proporcionaría la base para comprender procesos moleculares importantes para el polimorfismo de su color, la fisiología del apareamiento y la ecología.

Como esos caracoles cubanos se encuentran amenazados debido a la pérdida de hábitat y la caza furtiva, los recursos genómicos ayudarían a determinar el tamaño y la diversidad de la población restante y fomentarían la preservación de su ecosistema.

La Polymita picta habita exclusivamente en los municipios de Baracoa y Maisí, en la oriental provincia de Guantánamo. Se alimentan de musgos y líquenes que crecen en los árboles y que limitan su metabolismo, por tanto, protegen las plantas en las que viven, es decir, son beneficiosas para la agricultura local, principalmente los cafetales.

Las bellas Polymitas exclusivas de Cuba

El género Polymita incluye otras cinco especies, también endémicas de Cuba, todas de gran belleza y policromía. Existen además cinco subespecies de Polymita picta.

Las llamativas conchas y la destrucción de sus hábitats las han puesto al borde de la extinción, aunque leyes estatales regulen su comercialización y promuevan su conservación.

Para enfrentar su tráfico ilegal, la Aduana General de la República se rige por la Resolución 160 del Ministerio de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente, que establece regulaciones para la protección de una amplia lista de especies de significación para la biodiversidad.

La Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de la Fauna y Flora Silvestre (CITES) acordó incluir en su Apéndice el género Polymita para su protección contra la explotación, mediante el comercio internacional.

Han convivido con el hombre en zonas que dependen de la agricultura y el turismo. Los expertos hablan de la importancia de insistir en la educación ambiental que permita crear conciencia para que no sean vistas como bellos souvenirs, sino como seres vivos que no deben ser extraídos de su medio natural ni eliminados para utilizar sus conchas con fines artesanales.

Desde las áreas protegidas se fomenta actualmente su conservación con estudios científicos y con proyectos de educación ambiental para la población local y el turismo nacional y foráneo.

Dos ejemplos de ello son el Elemento Natural Destacado Cañón del Yumurí y el Paisaje Natural Protegido Lomas de Santa Teresa, ambos administrados por el Grupo Empresarial Flora y Fauna, en donde se estudian y protegen las subespecies Polymita picta nigrolimbata y Polymita picta fuscolimbata.