Hotel Presidente: aquel rascacielos sigue haciendo historia

Hotel Presidente: aquel rascacielos sigue haciendo historia

Herencia y Tradición

Alejandro Rodríguez Ruiz

Entre las edificaciones con historia y reconocimiento en La Habana está el Hotel Presidente que, con sus 10 plantas, fue considerado en su fundación el primer “rascacielos” de Cuba y Centroamérica, detalle que no muchos conocen.

Todo un clásico de la hostelería nacional, el establecimiento fue construido de 1925 a 1928 e inaugurado el 28 de diciembre de ese último año, en el Vedado, zona residencial que cobró auge desde la segunda mitad del siglo XX y es hoy el sector más cosmopolita de la capital cubana.

El hotel se encuentra en la hermosa Avenida de los Presidentes, o calle G según el orden consecutivo de las vías, y a unos 300 metros del emblemático Malecón, que ofrece a los huéspedes agradables vistas y brisa marina.

Su estilo arquitectónico es ecléctico, con acento norteamericano en su exterior y colonial en su interior sobre todo por su decoración, con un amplio y majestuoso vestíbulo enchapado en mármol, muebles de estilo Luis XV, grandes jarrones japoneses del siglo XIX sobre pedestales con incrustaciones de nácar… y, en general, una valiosa colección de antigüedades con más de 400 piezas artísticas catalogadas.

Se han hospedado allí destacadas personalidades del mundo de las artes, como el escritor Alejo Carpentier, la prima ballerina assoluta Alicia Alonso, el compositor Ernesto Lecuona, y los grandes bailarines Julio Bocca, Vladimir Vasiliev y Carla Frachi, entre muchos otros.

La instalación ha sido una especie de subsede de importantes eventos culturales en Cuba, como el Festival Internacional de Ballet de La Habana y el Premio literario Casa de las Américas.

Propiedad actualmente del grupo hotelero cubano Gran Caribe y gestionado por el español Roc Hotels, el Presidente, reconocido en la ciudad por su color bermellón y beige, cuenta con atractivos diversos, entre ellos solárium, piscina con espectacular iluminación nocturna, cafetería en la muy frecuentada La Terraza y tres restaurantes, entre ellos el Chez Merito, elegante, tradicional, toda una referencia en la gastronomía del país.

Situado en la intersección con la calle Calzada, el hotel está en las cercanías de importantes instituciones, como el teatro Amadeo Roldán, la Casa de las Américas, el Museo de la Danza, y a unos 100 metros de la céntrica calle Línea, amplia avenida llamada el Broadway de La Habana por los diversos teatros y otros centros culturales que allí existen.

En pausa por la pandemia de covid-19, aprovechada para labores de restauración y renovación, el establecimiento recibió el pasado año el 2020 Award, que otorga la web alemana de viajes HolidayCheck, con una tasa de recomendación del 95 por ciento de los internautas.