Paella cubana

Paella cubana

Cocina

Cubaplus Magazine

De acuerdo con los especialistas, la paella es un plato de origen español, actualmente entre los más emblemáticos del país ibérico. Según se conoce surgió en  los siglos XV y XVI  en las zonas rurales de Valencia, específicamente  en la emblemática Albufera.

 Nació  como reclamo de los campesinos y pastores, al ser  una comida fácil de preparar con los ingredientes de los que disponían los campesinos.

En principio se preparaba a base de arroz, harina y leche de almendras, lo cual fue variando según los campesinos podían acceder a otros productos como carne de pollo, conejo, pato y en las zonas cercanas al mar se le añadía marisco o pescado, de ahí el nombre de paella marinera. Hoy día, hay varias formas de preparar la paella e, incluso, los vegetarianos la elaboran  sin carne alguna.

En Cuba es un plato muy gustado hasta el punto que  se ha cubanizado. Se prepara con los ingredientes propios del país, pero, además, se sirve en un plato redondo de cerámica, a diferencia de España, donde se presenta  en una sartén plana de metal.

Hoy traemos  una de las tantas formas de preparar la paella.

Ingredientes
1 libra de pescado desmenuzado previamente hervido
1 libra de carne de pollo previamente cocinado
1 libra de jamón
1libra de carne de cerdo cortada en pequeños trozos y  cocinada
 1/4 taza de aceite
2 cebollas
6 dientes de ajo
2 ajíes grandes
2 hojas de laurel
½ taza de salsa de tomate
2 cucharadas de sal
1 cucharadita de comino molido

¼ taza de vino seco
2 lbs. de arroz

En una cazuela echar los condimentos previamente cortados y sofreír  en el aceite por unos minutos. Añadir el pollo cocinado y desmenuzado, el pescado,  la carne de cerdo, el jamón cortado en pequeños cuadritos  y saltear. El caldo donde  se cocinó el pollo y el pescado agregarlo, así como la sal, las hojas de laurel, el comino y el vino seco y revolver bien todo. Cuando esté hirviendo se echa el arroz, previamente lavado y se tapa la olla y se cocina alrededor de 15 minutos si es en olla a presión. Si se cocina en una cazuela sin presión se revuelve de vez en cuando y cuando reduzca  gran parte del caldo y el arroz esté blando  se apaga el fuego y se tapa bien para que termine de cocinarse. Lista la paella. Se recomienda servir en un plato hondo de cerámica.