Bondades naturales de El Nicho

Bondades naturales de El Nicho

Destinos

Por Roberto Campos Fotos: Aslam Ibrahim Castellón Maure

La isla de Cuba constituye escenario propicio para viajes de naturaleza y aventuras, con ejemplos sobresalientes como es el caso de El Nicho, en el centro del país.

05-bondades-el-nicho-5.jpgEl Nicho es un terreno del Parque Natural Topes de Collantes, y su nombre proviene de una cascada de aguas cristalinas que hay en el río Hanabanilla. Para llegar hasta la caída hay que recorrer un sendero natural de algo más de un kilómetro conocido como el Reino de las Aguas, por el que se puede apreciar exuberante flora y fauna, como el tocororo, ave nacional de Cuba.

Para descansar del paseo, en ese lugar de curioso nombre, aparecen piscinas naturales y la bautizada como Poza de los Enamorados. Además, hay numerosas cuevas en el entorno.

05-bondades-el-nicho-2.jpgDespués del intenso día en la naturaleza se recuperan fuerzas en un restaurante estilo ranchón, donde se degustan platos de esa región campesina.

Para más precisión, El Nicho se encuentra atravesando la Sierra del Escambray, a 30 kilómetros de Topes de Collantes y a solo dos del lago Hanabanilla.

Forma parte del Refugio de Fauna Laguna de Guanaroca- Yaguanabo-El Nicho, ubicado en el Parque Guanayara, perteneciente al macizo montañoso de Guamuhaya (conocido también como Sierra del Escambray).

05-bondades-el-nicho-4.jpgEs sitio de especies diversas, como cartacubas, cotorras, pájaros carpinteros y colibríes que habitan un corredor biológico de 60 kilómetros cuadrados, en el que se encuentran más de 65 plantas endémicas.

En aquellos alrededores existen huellas de aborígenes; el territorio es sede de leyendas de corsarios y piratas, y se haya también por esos predios la Cueva Martín Infierno, Monumento Nacional y poseedora de la estalagmita más grande de Latinoamérica con 67 metros de altura. Poza de los Enamorados.

Constituye el límite norte del área protegida Pico San Juan, espacio natural excepcional, que posee especies únicas en el país, además de contar con ricos accidentes topográficos y formaciones tanto vegetales como geomorfológicas que le otorgan protagonismo a la zona.

La parte de la Sierra del Escambray que corresponde a Cienfuegos es la zona más rica desde el punto de vista de los paisajes, por la variedad, entre los que alternan montañas con bosques o valles, y hasta áreas costeras.

Ese escenario es perfecto para fotografías, donde la sierra termina casi en el mar, singularidad solo vista en Cuba en el sur de la Sierra Maestra, en el oriente.

En este lugar del centro de la isla se encuentran las cascadas del arroyo El Negro, donde el agua se despeña desde más de 30 metros y se impacta contra las rocas, formando torbellinos de espuma que dan al ambiente una persistente neblina. Diversidad de helechos y orquídeas, entre otras plantas, encuentra el caminante en el territorio, por el sendero entre el bosque de galería bien conservado, aproximadamente a 400 metros, hacia la entrada de la cueva El Calvo, donde nace el arroyo El Negro.

El magnífico entorno natural que acoge a El Nicho constituye un panorama perfecto para el senderista, con contrastes que muchas personas en el mundo quieren disfrutar.