El maravilloso encanto del agua en el Salto del Guayabo

El maravilloso encanto del agua en el Salto del Guayabo

Destinos

Por Alejandro Rodríguez Ruiz Fotos: Publicitur

La fuerza y el encanto del agua, que tantos beneficios ha traído a la humanidad, constituyen uno de los muchos atractivos que invitan a visitar el Salto del Guayabo, uno de los más elevados de Cuba y entre sus principales destinos turísticos de naturaleza.

Considerado de gran importancia ecológica en la Isla, el Guayabo está situado a una altitud de 546 metros sobre el nivel del mar, y lo forman dos saltos con caídas verticales de 85 y 127 metros, respectivamente, y senderos que conducen a la cúspide, dónde se produce la caída libre y se unen ambas cascadas.

El maravilloso encanto del agua en el Salto del GuayaboSituado en el municipio de Mayarí, provincia oriental de Holguín, en su entorno sobresale una exuberante y atrayente vegetación con 36 especies de orquídeas, 33 de helechos y numerosos arbustos emergentes y árboles que alcanzan de 15 a 20 metros de altura.

La fauna, con un alto grado de endemismo, es también variada y en ella figura el tocororo —ave nacional de Cuba—, la cartacuba, el negrito, el zorzal real, el carpintero verde, el gavilán colilargo como especie amenazada, además del tomeguín del pinar, el majá de Santa María y la jutía; también se localiza el ruiseñor, que se reproduce durante todo el año en montes conservados y zonas bien protegidas, entre otros.

La zona está gestionada por la Empresa Cubana para la Protección de la Flora y la Fauna y, desde el punto de vista turístico, es comercializada por la agencia especializada Ecotur, y recibe visitantes a través de agencias de viajes como Gaviota Tours y Cubatur.

Entre las ofertas del área figura el ascenso a un mirador, por una ruta de 1 200 metros, a través de un bosque tropical virgen e intrincado, escenario que conduce hasta los baños de las caídas de agua de esta singular cascada cubana.